Audrey Hepburn, un mito entre los mitos

Audrey Hepburn, un mito entre los mitos

Nacida en Belgica y educada en Holanda, su madre era una cantante de ópera y su padre, que abandono el núcleo familiar cuando Hepburn tenía 5 años, se dedicaba a la banca.
La infancia y la adolescencia de Audrey estuvieron marcadas por el estallido de la Segunda Guerra Mundial, un trauma que la acompañaría el resto de su vida.

Candidata cinco veces a los Oscar y ganadora de uno a la mejor actriz por su papel en Vacaciones en Roma, su carrera comenzó cuando se mudó a Londres para completar su formación académica .

Casada en dos ocasiones, una con Mel Ferrer y otra con el aristócrata italiano Andrea Dotti y madre de dos hijos, Sean -fruto de su primer matrimonio- y Luca -al que dio a luz mientras estaba casada con Dotti-, la leyenda de Audrey asegura que el éxito profesional -siendo la protagonista de cintas tan míticas como Sabrina o Desayuno con diamantes- no pudo aplacar la frustración emocional y la infelicidad de su vida personal. Al final de su vida encontró el consuelo en las labores benéficas, llegando a ser Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF.

Fue una actriz de prestigio, modelo de mujer e icono de estilo. Su encanto, talento y belleza fueron capaces de demostrar que no se necesitaba de un par de grandes curvas para brillar en la industria de las estrellas.

Poseedora de una elegancia natural, una personalidad auténtica y un corazón de oro, Hepburn se ha convertido en una fuente de inspiración para todas aquellas mujeres que buscan hacer de la vida un mundo de espontaneidad, sueños y encanto… un verdadero desayuno con diamantes.

La esencia de Audrey Hepburn es la inspiración de Alain Cosmetics.

No Comments

Leave a Comment

Your email address will not be published.